martes, 25 de noviembre de 2008

De visita

En la puerta, dos figuras femeninas recortadas de algún catálogo o revista dicen un buenas! a quien entra. Un silloncito verde invita a sentarse. Una brujita en la pared nos tira flores secas, al lado del espejo en forma de trapecio invertido con frases de Ray Bradbury y Sócrates. Entrás a la cocina y estamos tomando un tereré con burro, y unas galletitas que la Maga hizo, que están riquísimas, están enfriándose encima de la mesa. Cuando vas al baño a cepillarte los dientes con la pasta de limón, en el espejo te ponés a leer las palabritas que tan bellamente adornan el borde. Mi dormitorio está pintado de rayas de colores, y una pared tiene fotos de algunos que te parecen muy genios. En la otra pared del comedor, te ponés a leer una de las notas de Ñ que la cubren, mientras nosotras decidimos cual disco de los Beatles es el que suena ahora. En el balconcito, salgoa regar las albahacas y las demás verdecitas. Cortás una flor y decís que tenés que irte. Nosotras te abrazamos y te invitamos a volver otro dia.

4 comentarios:

// Dadá. // dijo...

Mmmm...cosas que pensé recién:
-las palabritas en el baño, me parece genial.
-bueno, lo de empapelar la pared, ya iba.
-personitas!! en las paredes.
-ropitas, en los placares.
-muuchas plantas. para ello, balcón.

Te reto Maga a tirar ideas.
Están todos invitados, por supu, convocatoria abierta.

Ah, y si saben de laburos y alquileres, adentro.

maga dijo...

OYYY!!! YO QUIERO ESO!!

jajaja


bueno mis ideas:

-cuadros y muchos cuadros
-almohadones de colores y lámparas
-que las tazas y los vasos y los platos y todo sea diferente entre sí y de colores


YEAH!, se viene la mejor casa del mundo, sobretodo por las personas que viven ahí




ajaja la palabra es pants

Frank dijo...

ME hace acordar a la pieza donde se juntaba el Club de la Serpiente...
Espero que algún día me inviten, y compartimos un tereré y charlas filosóficas

// Dadá. // dijo...

siii Maga! y las sillas, distintas!!
los cuadros van a ser tuyos
y muuchas velas!

gracias Frank por la alusión. claro que sí! ahí escribiremos las hojas de nuestro proyectillo!

la palabra, phevich, es rarísima