domingo, 12 de octubre de 2008

el Beso

No importa cómo sucedió, que sin darme cuenta te descubrí dentro del cuartito. Dijiste que venías a buscar no sé qué cosa y que si yo sabía en dónde estaba. Era imposible que buscases eso, porque lo que buscabas lo acababas de usar. Por eso me extrañé un poco con tu pregunta pero, con los nervios que siempre me despertaste, empecé a buscar entre las cajas que acababa de guardar. Sentí que me tocabas el brazo. Pero como solías hacerlo, no te presté atención, creyendo que era idea mía. Cuando sentí una pequeña presión me dí vuelta y no pude evitar encontrarme con tus ojos, esos ojos negros que tanto tiempo había deseado. No tuve tiempo para preguntar qué pasaba cuando acercaste tu cuerpo al mío; me asusté, cerré los ojos, y el tiempo se enralentó para mí. Extrañamente sentí cómo tu rostro iba acercándose cada vez más al mío; sentí tu aliento suave, limpio (no fumás, eso es hermoso) y cálido con mis labios. Y de repente, el contacto de nuestros labios fue tan intenso que me creí desmayar. Me seguías tomando del brazo pero ahora fuertemente. Tu otro brazo tomó mi barbilla y el suelo tembló. Aquello que soñé por esos cuarenta días y cuarenta noches se hizo realidad en un minuto. Una lágrima mojó mi mejilla. Era mía, lo sé porque me sentía desmayar. Creo que vos también lo supiste porque deslizaste tu brazo por mi espalda y me tomaste más fuertemente. Así como empezó, terminó, suavemente. Abrí los ojos (¿se llora con los ojos cerrados?) y te ví. No sonreías. Mi miraste de nuevo a los ojos desde los tuyos negros. Me habías tomado de las muñecas. Me diste un golpecito en la cara con tu dedo. Y te fuiste porla puerta caminando como si no hubiese pasado nada. Yo me quedé sola y sin entender. Más tarde comprendí que debió durar solo unos segundos, pero para mí fueron momentos eternos. Después no me dijiste nada más.

(Escucho A Song Dedi, de Goran Bregovic, me hace pensar en vos.)

2 comentarios:

? dijo...

cómo escribís hija, un día entro y está todo lleno hasta las manos...no me alcanza el tiempo para leer...


pero mucho beso de aca, beso de alla...mmm
en qué andarás


ah!, y no es por nada, pero el tesssto de cortázar....me lo dedicó a mi vistes...
morite de envidia!!
pero moriteeee...


naa!, te amoromoro..

// Dadá. // dijo...

Mirá chinita flogera, no te hagai la misteriosa changuita, eh?

Oh jojojojo!! No sabés como me ríoo! (en serio) por de Cortázar...!
No lo dudo viejita, pero yo juego a ser la Maga verdaderaa!
Bobita....yo te amomoro más!