miércoles, 9 de octubre de 2013

“Y cada esfuerzo que haga, cada meta que supere va a ser un escalón más a donde quiero estar para no sólo pensar en vos, sino ir a buscarte y pedirte que vuelvas a mi lado.”

A
I.                    El joven aprendíz carga con el pesado libro y sube la escalera en espiral que lo llevará a su celda, donde deberá estudiar los textos escritos en todos los idiomas, cientoveintitrés veces, cada mañana, tarde y noche, antes del cenit de la luna.
II.                  Aprenderá a honrar al Sol cada amanecer, con el trabajo de los animales, el ayuno, el trabajo sobre uno mismo y el cuerpo.
III.                Llamarán meditación al tiempo de silencio. También habrá momentos de letanías y momentos de cuestionamientos. Sabrá ordenar todos los estantes de su mente.
IV.                Honrará el silencio como el Gran Maestro, aquel que nos encuentra directamente con Lo que Es.
V.                  Mirará con ojo crítico y con foco en lo Importante, a fin de detectar brillos y limar asperezas. Cincelará un arma, su arma, a modo de tendum.
VI.                Esta arma cincelará a su vez sus manos, las del joven aprendiz, mellando y fortaleciendo sus caras y aristas. Del metal puro sacará el brillo de la Verdad.
VII.              Aprenderá a embellecer su arma solamente con los motivos justos y necesarios. Aprenderá a ser medido, mesurado y a no tentar a la codicia ni la envidia.
VIII.            De los envidiosos aprenderá el don del ascetismo. De los charlatanes aprenderá el truco. Sabrá olisquear aquello que cada comensal sostiene en la punta de su tenedor. De los pasos infinitos en escalada sobre la roca con sus pies descalzos, sacará llagas, que fortalecerán su sostén y su avance.
IX.                De las noches en soledad aprenderá el arte de escuchar el silencio, de quien se dice enseña a distinguir la respiración de un ratón de la de una serpiente.
X.                  De los brillos en los ojos de las personas, el alma discrimina entre profundidades, así como del sonido de la caída de una palabra, se estima la profundidad de un pozo.


Pero para eso el joven aprendiz deberá transcurrir en la torre el tiempo suficiente para contar las peripecias de cuatrocientos veinte familias de arañas, en sus doscientas y tres mil generaciones. Una vez aprenda que cada partícula de su cuerpo es Dios, y aprenda a oír y percibir su nacimiento y su muerte, el Universo le otorgará el Don de la Visión, que es el Don del Amor.




B
I.                    La monja abandona el recinto. Sube a su caballo más amado, cierra asegurando sus escasas pertenencias y parte a través de la llanura. Debe ser veloz y sagaz si no quiere ser detectada por las fuerzas de control del formidable fortín. Cabalga día y noche sola a través de los pastos, donde joyas y gemas yacen esparcidas por todas partes, tentando al prófugo a detenerse por ellas. Cuando finalmente llega al plazo de 7 noches, penetra en el bosque profundo.
II.                  Ahí ella está sola, o cree estarlo, y no distingue en un principio el llamado de Los Seres. O los confunde con los ecos de los sonidos que su Soledad le trae de recuerdo del pasado.
III.                Ella está sola en el bosque y se encuentra la primera noche con un venado. Es un animal joven y hermoso. Sus patas están torneadas por la belleza, y el naciente cuerno en su frente brilla como una perla a la luz de la luna. Esa noche esa luna y la joven monja se han podido ver a través de los árboles. Y ha aparecido un venado. El venado la llama, se acerca, le lame las manos y le da consuelo. Le dice que no está sola y que él cerca estará. Es todo hermoso y brilla como la luna. Pero no es la luna.
IV.                El venado rompe con la paz de la monja. “Es un ser maravilloso y me habla”. “Sí, le dice la noche, pero no es tu Misión. Tu misión es regresar con la luz del Sol.”
Ella lo continúa viendo en sueños pero lo aleja de su pensamiento.
V.                  Cuando a la tercera jornada de noche, la monja se enfrenta a una total oscuridad de luna, su fortaleza no ayuda y llora. Llora y extraña al Venado hermoso y lo llama. Lo llama y el Venado acude a su primera noche de total oscuridad. Es oscuro como ella y le confiesa que se encuentra triste por no poder brillar como la Luna. El Venado envidia a la Luna.
VI.                Al otro día los débiles rayos del sol abrigan la esperanza de la Monja, quien retoma el camino, muy temprano, y por el cual avanza fatigosa.
VII.              Cada jornada se hace intensa y el bosque cada vez más cerrado. Y aparecen las manchas de fango. Las manchas de fango en realidad son ciénagas, y en las ciénagas están los muertos. Apestan y succionan los pies, pero son un paso inevitable para retomar la otra orilla del bosque.
VIII.            Las noches se hacen más de noche y la Monja a veces llama a su amigo el Venado, quien la ayuda a pasar su soledad,  mientras ella escucha su penar. No entiende cómo siento el Venado tan hermoso solamente llore de envidia al astro.
IX.                A los 3 meses de encierro, aparece ante su vista La Serpiente, heroína enroscada y de cuentos, poseedora de unos ojos que ven más allá de la Oscuridad. La Serpiente anda por los suelos, y por ello es que ella puede ver con qué seguridad camina el Humano.
X.                  La Serpiente es muy sabia, y siempre ha sido utópica. Y como es tan antigua, siempre ha estado aquí para ayudarnos.
XI.                La Serpiente le dice:  “Monjita que haces votos, ¿de qué te escapas? ¿Por qué has huido de tu lugar? ¿Por qué has elegido la Noche? ¿De qué tienes miedo?”
XII.              Ante el desconcierto, La Serpiente pregunta: “¿Confías en mí?”
XIII.            La Monjita huye asustada.
XIV.            /Comienza el derrotero de la Monja./ Asustada, la joven huye de La Serpiente. Luego de correr y correr, se detiene a respirar y se siente desfalleciente. Mira sus manos: sangre. Observa lo que tiene apretado en ellas: una reliquia. Con Ira, arroja el objeto al suelo. Con miedo se pregunta aquello que resuena en su cabeza: “¿De qué huyo?  ¿Confiaré en esa tal Serpiente?”. Piensa que lo mejor es ser precavida con aquella tan osada. Recarga sus pulmones, y mirando el objeto tirado en el suelo, suspira con alivio y vuelve a correr.
XV.              Ahora se siente más liviana del objeto metálico y pesado aunque extraña su orfebre belleza. Una reliquia de otro tiempo, que le recordaba valores y anécdotas de su familia. Nada más. Es preferible tener las manos libres. Y además, la herida inconsciente sangra y duele.
XVI.            Lleva corriendo y huyendo  cuatro largos meses. Los últimos tiempos han sido más duros ya que debido al susto de La Serpiente, su camino se ha desviado. Ella presiente que levemente, pero de verdad, presiente que está muy perdida y el sol está tan lejos que poco a poco pierde su rumbo. Tiene miedo pero no quiere saber nada con el miedo.
XVII.          De sus dolores lunares aprenderá que todo tiene su tiempo. Que las pausas son necesarias para respirar, y que ningún cuerpo puede entrar en nosotros si no lo permitimos el ingreso. Aprenderá lo necesario que es depurar y limpiar. Del placer de saberse vivos y en funcionamiento.
XVIII.        “Y que la vida es una y ante el desconcierto: huye o afronta”, le susurra la Noche.
XIX.            Una de las noches/días, en esos confusos momentos de atontamiento y aburrido abatimiento que la monotonía del bosque le ofrece, ella se encuentra con un Ser. Mono, algo-que-quisiera-ser-Humano-o-que-juega-con-serlo. El Ser la entretiene y divierte. Su existencia le resulta interesante y le ayuda a pasar la Soledad en menos Silencio. De alguna forma ella siente que ya a conocido a ese ser antes, y una de las noches recuerda que le recuerda a su pueblo. Ella bendice al Mono y lo deja ir.



“Huyo de no saber.”




Cuando llegue la Total Noche ella sabrá que su verdadera Naturaleza es la de la Sacerdotisa, la que invoca la noche y la amansa, la que atraviesa desiertos dentro y fuera de la gota. La que extirpa tumores con una de sus pestañas, la que es Madre y siempre Hija y Hermana.

miércoles, 2 de octubre de 2013

Necesitamos la magia, pero la confundimos con el truco y mezclamos desesperadamente el amor con el sexo, la belleza con el estetisismo.

Peter Brook

miércoles, 7 de agosto de 2013

It's all too much



Quiero que lo sepas:
solamente por saberlo,
si nos volvemos a encontrar
y la memoria nos falla,
si no queda nada más
en nuestros mundos por matar,
quiero que lo sepas
que siempre,
siempre,
voy a enamorarme de vos.

viernes, 5 de julio de 2013

lunes, 17 de junio de 2013

Fragmento de original

Situación VII

Una plaza. De día, luz de siesta. Al fondo un edificio público, estilo neoclásico, con grandes escalinatas y columnas.
De alguna manera la escena está desarrollada a espaldas al público, de manera que lo que se ve es la nuca de los personajes.
Ella está sentada en un banco de plaza mirando la gente pasar. Tiene en su mano una botellita de agua. Con la otra se sostiene al asiento.
No tiene buena cara, tiene los ojos entrecerrados y una expresión de somnolencia general. Toma agua de a pequeños sorbitos. Saca un chicle de un bolsillo de la camisa escocesa blanca, azul y roja y lo masca con la boca abierta, lentamente. A su lado, el bolso de cuero marrón. A sus pies, un par de borcegos negros y sus medias, rojas, adentro.
Se da vuelta a su izquierda. Atisba un gesto con la mano libre como de saludar a alguien. No llega a concretarlo. Se queda mirando hacia ese lado y sólo dice, bajito:
Ella – Yo lo conozco a ese chico…
Se toca la oreja y rápidamente saca un par de lentes oscuros del bolso enorme. Se los pone. Escupe el chicle con fuerza hacia el frente por donde está pasando una nena con una bicicleta rosa con canastito y muchas botellitas de agua. Se queda mirándola. Le grita:
Ella - Ey, nena! Pará. ¿Te puedo sacar una foto?
Nena - ¿Le puedo preguntar a mi mamá? (señala hacia la derecha del escenario, afuera)
2
Ella - Sí, sí.
Pausa. Mira hacia el lado en que la nena salió corriendo dejando la bici y las
botellitas y suspira. La nena vuelve corriendo.
Nena - Sí, dice mi mamá que sí.
Ella saca la cámara, saca la foto, guarda la cámara, revuelve el bolso y saca una
tirita de caramelos. Se los da y le dice gracias. La nena la mira, mira los
caramelos, vuelve a su bici y se va. Cuando se aleja la saluda con la manito y le
grita ¡gracias!
Él llega por la derecha. Lleva remera negra y auriculares grandotes. Se para a su
lado y saluda:
Él - Ey.
Ella - Ey.
Él se sienta a su lado, le toma el brazo, la besa en la boca, le toca el pelo y se
vuelve al frente.
Silencio por un largo rato.
Ella - ¿Tenés tu navaja?
Él - Sí. ¿Para qué la querés?
Ella - Verla nomás. ¿Me la prestás?
Él - Vale.
La saca del bolsillo del jean, se la da. Ella la mira y la gira con ambas manos. Se
saca el pañuelo del cuello, se lo envuelve en la cabeza, le da la espalda a él. Él le
pregunta:
Él - ¿Qué hacés, tonta?
Ella - Nada, yo quiero una así.
3
Se para.
Toma la navaja y de un golpe seco se la entierra en el cuello. Comienza a sonar Give up the ghost de Radiohead.
La sangre brota. El pañuelo azul se torna ocre y ella comienza a tambalearse.
Él se para y la toma de las manos.
Él - ¿Qué hacés, tarada? ¿Qué querías, qué querés?
Ella lo toma de las muñecas muy fuertemente, aún con el pañuelo en el rostro. Sus piernas tiemblan, hace un esfuerzo para mantenerse en pie.
Ella - Una nena como esa.
Se desvanece.
La canción suena hasta el final.
La luz se desvanece también.

domingo, 2 de junio de 2013

Soy soltera. Estoy ocupada, distraída. Tampoco me gustan las mujeres. No estoy disponible. No me rompan las pelotas.

miércoles, 13 de febrero de 2013

"Te amo totalmente, tiernamente, trágicamente." http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=HqXR6sSv4_U&feature=endscreen

jueves, 24 de enero de 2013

Cicerón tuvo una certeza.

El problema es que nos obstinamos en usar la parte del cerebro que funciona con cálculos y es especulativa, que necesita pruebas, y probar para sacar conclusiones, en lugar de movernos más por el lado de la intuición, que es la sabiduría primigenia e innata, que es más simple, más reveladora y más sensible y personal. Por eso somos manipuladores, calculadores y no intuitivos. No sabemos cómo movernos porque creemos que podemos controlar la situación, cuando en el fondo sabemos que en realidad podemos crear la realidad. Lo que pasa es que tenemos miedos. Tenemos miedo de que aquello que duerme debajo de nuestra superficie sea tan grande y hermoso que la simple estampa de lo "superior" nos parezca opaca e innecesaria. Eso provoca que nos tambaleemos, enceguecidos y confusos, y queramos escondernos y huir. Somos seres cobardes, le tememos al Infinito.

domingo, 16 de septiembre de 2012

"...me gustás así de loca, inestable y caprichosa. Mucho mejores que el vino son los besos de tu boca." Algo bueno tenía que tener esa banda.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Te había dado ese lugar adentro mío, que se expandía y ocupaba mi corazón, mi cuerpo, mi mente, pero no lo aceptaste, nunca quisiste tenerlo, nunca supiste lo importante que era para mí que lo aceptaras, fuiste mi mejor amigo, mi compañero, mi sueño, mi desvelo, pero por ahora no puedo armar las partes, ahora sos un espejo roto en el piso, te cargaste de significados y texturas. Te extraño, te extraña mi cuerpo y mi corazón, te extrañan mis palabras y mis oídos, te extraño para siempre porque siempre te extrañé, lo sabés, aún antes de conocerte. ¿Porqué esta distancia? ¿Porqué no puedo aceptarlo? ¿Porqué tantas lágrimas y aún no me seco? Pensaba que ibas a decirme algo, abrazarme, si lo que más necesito son tus abrazos. Pero estás allá lejos y ni sabés.

martes, 31 de julio de 2012

Un dibujo de vos de perfil y tus flores rojas en mi recuerdo de tus paredes.

Sumergir tu mano en mi espalda hasta que se confundan las líneas, y luego disolverlas en líquidos ácidos en dentro de mi boca, tu mano y mi lengua juntas, disolviéndose, salivándose, fundiéndose. Me gusta mordisquear tus dedos cuando juego, me gusta probar las puntitas y darles sabores en mi paladar. Sentir cómo tu saliva en mi boca tiene todos los sabores que no logro imaginarme, un beso, veinte besos cortos e infinitos. Durante el tiempo que duro no puedo hacer otra cosa que querer devorarte, todo es para vos, una lucha entre tu boca y la mía, vos querés morderme, lo sé, lo quiero, yo también, quiero defenderme, para qué? si me sé deliciosa presa. Es así como podríamos pasarnos la noche entera, desdibujados, diciéndonos cosas mudas y escuchando canciones que no logro imaginarme. Sos un misterio, divino. No te puedo evitar, ¿cómo voy a hacer para olvidarte? Si tuviera mil sonrisas todas serían tuyas, los ojos en el cielo te los regalaría para que puedas ver más y más cosas maravillosas. Viviría cada una de mis infancias con vos, desovillaría todos los hilos del laberinto si supiera que no estoy tan ahogada. De no ser por este dolor de agujas en el pecho desoiría a mi propio corazón, pero, ya ves, no puedo. La verguenza que me da el dolor es amarga, y las lágrimas saladas y calientes prenden fuego cada pañuelo que toco. Tu sabor a monte y tu perfume a cielo, quisiera decirte mi cielo, pero no sos de nadie. Quisiera decirte tuya, pero me quiero más en esta casa que en el andén, esperando. Me cansé de esperar algo que no llega ni va a llegar o cuya sombra se diluye con los abrazos. Así es como el "para siempre" no existe, no existió nunca, me lo inventé, como me invento todos esos sabores y todas esas dudas. Te inventé una nota y un color y te dancé muchas noches. Amaría con el alma danzarte hasta acabar mis pies-alma, pero me quedo bailando en un abismo sola. Me quedo sola y mi soledad aún no tiene alas, me quedo sola y mi soledad es demasiado acuchilladora. Ya no sé con qué mano pedirte que dejes un truco más para mí, un truco más, que no me dejes volar sola, que seas mi amiguito por siempre, que me acompañes a nacer las veces que mi soledad odiosa lo necesite. No sé qué hago mal, no sé qué hago, no sé cuántas copas rompí mientras bailaba con los ojos cerrados esperando que me tomaras de la cintura y pudiese respirar en paz. No puedo olvidarme ni recordar las noches en que he llorado por vos, y aún me quedan lágrimas para llorar las que valgan, pero ya no sé si tengo ganas, de llorar por alguien que me deja este sabor en la boca. Quisiera con toda el alma dormir hecha un bollito entre tus hombros y tu cuello, ser tu musa por siempre, que seas un motivo mis náufragas sonrisas, pero no se puede, no se puede. Lloraré veinte años si eso me hace sentirme menos abatida pero de tanto llorar ya no me están quedando fuerzas para levantar los párpados. Me necesito más de lo que alguna vez podrás llegar a necesitarme nunca. Por favor, decime algo. No te enojes, no seas malo. Quiero que sepas de cuánta piel me deshago para decirte todo esto. Odiame, por favor. Odiame antes de olvidarme. Odiame antes de ignorarme. Odiame antes de matarme de pena por no poder entenderte. Te juro con el alma que nunca tuve laberinto más difícil que recorrer que el de mi propia vida. Y vos sos una maldita pared de espejos. Vos sos una muy larga pared de espejos, singular, única y tan brillante... Por favor, quiero ser tu amiga. No me lastimes más. No me pidas más que... nada. Dejalo así. Será lo que deba ser o no será nada. Pero yo necesito ser. Y las lágrimas no pueden ser más que un estado. ¿Qué tenés que me provocás esto? En mi vida había sentido tanto penar. En la vida mis noches roncas de tanto llanto me han impedido seguir con mis canciones hasta dormirme, confundido mi aliento entre uno y otras...

lunes, 30 de julio de 2012

miércoles, 18 de julio de 2012

A veces cuando los motivos para tu vida fallan, o se pierden... o no encontrás amor en eso que hacés..., o la persona que amás no sabe cuánto la necesitás cerca,. o tus sueños naufragan..., o no tenés fuerzas, o no tenés aire.. pareciera que la vida no tiene sentido, que NO TIENE SENTIDO VIVIR... sin embargo... creo que el único sentido que tiene el vivir es descubrirse a uno mismo. Para eso hacen falta experiencias, vivencias, .. para saber que ESTAMOS VIVOS.

martes, 17 de abril de 2012

conversaciones con amigos. 1_: HJoracio. 17/04/12

Horacio: (...) jugá siempre al líimite, pero cuidate piscui sole: sips pero igual cuidarme de qué? de que no me venza el miedo es el único problem,el miedo sino todo funciona como debe funcionar horag: de los espejismos, las trampas de uno mismo, todos esos juegos diabolicos. el miedo no es un problema _siempre_. a veces nos protege. pero es costoso. soleil: mmmmno sé horacio: mas peligrosos son los impulsos, y el caracter irreversible de sus consecuencias. sole: no creo que sea el miedo el que nos proteja, creo que es la supervivencia lo que nos protege no estoy de acuerdo y eso que soy una libriana soñando con liberar sus impulsos hora: la supervivencia está cimentada en nuestro miedo a la mortalidad. soled: mis impulsos son corazonadas, son hermosos y en el fondo, sabios si, eso es verdad pero el miedo está cimentado en nuestra absurda seguridad de ser mortales horacio . : el miedo es una experiencia compuesta de muchas cosas. ser mortal me angustia, pero no entiendo por que no puedo concebir el final de las cosas. creo que no entender me angustia. quiero ser eterno, de alguna manera. no hay metodo de persistencia efectivo, todavia. ni la memoria ni el registro auxiliar son eternos o infinitos. la memoria de los hombres. se me cayo el pan al suelo podes creer sole (y su advertencia legAL) : (esta conversación puede ser grabada para su mejor atención, gracias) podés creer?? según la ley de murphy, cayó con el dulce en el piso...?

domingo, 18 de marzo de 2012

los poemas de amor son una mierda

Pero algo quería decirte: "cuanto más demuestro la forma en que me siento, menos te encuentro. cuanto más quiero comprender menos entiendo." ♥ y te regalo un video. Es bueno perderse de vez en cuando. De esa forma podemos encontrarnos a nosotros mismos. :)

domingo, 19 de febrero de 2012

parafraséandome

éxtasis arquianos éxtasis de colores catámbricos noches lorquianas éxtasis como los de sor juana pero sin un dios la sapiencia viene de la claridad la claridad de la tormenta la tormenta de la pasión y la pasión del latir de cada una de nuestras células cuáles habrán sido las flores del mal? cuando vos me conociste yo era otra. hoy soy esta, colisión de cosmos, y hoy una gran vía de estrellas me lamen... tenéis el alma liberada? entonces idos en paz. desearía por un instante sobrevolar tu cama, y tocarte la frente y besarte las manos y susurrarte que no quiero desaparecer ♥
...es que todos somos universos tangencialmente diferentes. Lo maravilloso es el vuelo que podés darle a la colisión en movimiento... ...como dos galaxias colisionando y fusionando y danzando juntas en el Cosmos.

petit pornographers

Quiero despertarme una mañana en tu casa y ser una nueva Isolda, convertirte en mi Tristán armado y bello, robusto y cautivo. derretirme en una petit mort dulce y rancia quizá un poquito ácida de drogas y éxtasis puro me tomaste por la cintura y me penetraste por detrás el vino se derramó en el teclado y terminaste sobre mí y yo riéndome desmayada y afuera la luna y estoy tan excitada, cariño, tan deliciosa lunas y soles refractados infinitos luces tatuandome sombras en la espalda vos besándomela oh, maldito sexo el dolor es placentero amo sentir tu aliento en mi nuca cuando me penetras por detrás porqué me gustas tanto? porqué, maldita sea? es increíble nunca había vivido esto antes te esperaría mil eras hasta que decidas regresar a buscarme y es que eres delicioso tan boscoso y leña en el monte fresca y vos mi nariz me pica estornudo me pasa eso cuando pienso en sexo ¿nunca te lo conté? estornudo cuando pienso en sexo nunca te conté ¿que pienso ser una escritora maldita? bendecir con mi sangre cada letra que imprima sobre alguna máquina de escribir táctil táctil como los líquidos táctil como el éxtasis líquido táctil en mis llamas táctiles de éxtasis líquido me hago fuego líquido en tus labios fuego que me quema por dentro por fuera y hacia el infinito estallo tengo mil estrellas entre los dedos tengo mil dedos para acariciarte para tocarte para desgarrarte para no dejarte ir y morderte y lamerte todo y devorarte, mon cherie, como si fueses de sal como una deliciosa figura de sal mítica te lamo lamo tus dedos deliciosos y salados de mí lamiendo tu exquisita piel de monte y tus partes más deliciosas creo que quiero tocarte creo que quiero masturbarme y llamarte y pedirte que me digas algo maravilloso creo que estoy ebria siento la carne latir te deseo, te deseo de carne al lado mío durmiendo para despertarte y que me tomes del pelo para penetrarme y que me digas cosas maravillosas y únicas y ser única y radiante

the problem is the lack of confidence

martes, 14 de febrero de 2012

tengo miedo de las palabras

¿y qué es lo que vas a decir? voy a decir solamente algo ¿y qué es lo que vas a hacer? voy a ocultarme en el lenguaje ¿y por qué? tengo miedo. /Al. PiZrnik

jueves, 9 de febrero de 2012

James Joyce. Finnegans Wake.

Loonely in me loneness. For all their faults. I am passing out. O bitter ending! I'll slip away before they're up. They'll never see. Nor know. Nor miss me. And it's old and old it's sad and old it's sad and weary I go back to you, my cold father, my cold mad father, my cold mad feary father, till the near sight of the mere size of him, the moyles and moyles of it, moananoaning, makes me seasilt saltsick and I rush, my only, into your arms. I see them rising! Save me from those therrble prongs! Two more. Onetwo moremens more. So. Avelaval. My leaves have drifted from me. All. But one clings still. I'll bear it on me. To remind me of. Lff! So soft this morning, ours. Yes. Carry me along, taddy, like you done through the toy fair! If I seen him bearing down on me now under whitespread wings like he'd come from Arkangels, I sink I'd die down over his feet, humbly dumbly, only to washup. Yes, tid. There's where. First. We pass through grass behush the bush to. Whish! A gull. Gulls. Far calls. Coming, far! End here. Us then. Finn, again! Take. Bussoftlhee, mememormee! Till thousendsthee. Lps. The keys to. Given! A way a lone a last a loved a long the/// copiado de http://seikilos.com.ar/seikilos/traducciones/traducciones-de-fragmentos-de-james-joyce/fragmentos-de-finnegans-wake-de-james-joyce/libro-4-ultima-pagina-del-finnegans-wake-628/

sábado, 28 de enero de 2012

"He encontrado la definición de lo bello -de lo bello para mí. Tiene algo de ardiente y de triste, algo un poco vago, que deja espacio para la conjetura." Edgar Allan Poe

¿Qué hice?

Salí a fumar al patio. Me dieron ganas de orinar y oriné debajo de los arbolitos. Fumé un cigarrillo de flores blancas. Luego dejé el cadáver sobre la mancha en las hojas grises. Volví. Traía en una mano tus cartas. Dos cartas largas. Las destrocé en pedacitos. En la mancha ya seca, los deposité, arrojé alcohol y puse la tuca coronando la pira. Encendí. Ví cómo ardían las viejas palabras. Arrojé dos caramelos de dulce de leche, dulces que no ibas a comer. Veía las palabras danzar y morir, como bailarinas exóticas, dulces y vengadoras. Se resistían a morir. Por eso tuve que ayudarme de algo para terminar de quemar todos los restos. Cuando el fuego se apagó, luego de una lucha de minutos que empezó cuando la llamarada alcanzó el medio metro de roja y azul frescura, y culminó con una tierna llamita durmiente, hija fénix del rencor, me sentí feliz. Corrió una breve brisa de viento fresco. De las palabras que recogí, estoicas ante el fuego, me sorprendió leer -o armar con sus restos - "ilusión", "pero", "mi abuela", "perder", y "divertido", además de un minúsculo espacio en blanco. ¿Serán esas palabras nuestras? Nuestras. Qué tremenda estupidez. No puedo sacarme el aroma de esas hojas muertas de la nariz. Flores y hojas muertas.

QUEMANDO FLORES DE PAPEL

Acabo de prender fuego mi casa. Ardían rojas las llamas del amor todavía cuando el odio se apoderó de mis manos. Golpeé, golpeé -y nunca atendiste. Tenías las manos muy ocupadas, y los ojos mirando dentro tuyo. Cuando quise darme cuenta yo estaba dentro y demoré un año en ver el otro lado del túnel. Finalmente estoy aquí y puedo ver cómo las florecitas que un día me diste, en realidad estaban por todo el suelo dispersas. Creí, creí otra cosa, creí en vos, creí en el Amor. Pero ya no espero. No sé si te espero. Pero no espero. Quise recordarte y así amarte; pero con recuerdos no se ama. Quise ser tu amiga, tu memoria, tu ventana. Nada de eso querías. Vos solamente querías que te mandara a la mierda. Bueno, acá está. Te estoy echando, echando de mi vida. Chau, decime adiós. Y cortemos con esto. Me cansaste. Tal vez en otra vida seamos felices. Quizá no. Prendí fuego las cenizas mismas, ahí, ahí donde oriné mis recuerdos. Puse todas tus -otras- cartas en un Todo y las quemé. Te quise demasiado, te quiero demasiado. No estás para esto. Yo tampoco. Hubiese querido recorrer con vos el mundo, ver esos dibujos, ser tu amiga preferida. Llevarte de la mano por mis cielos, y mostrarte mi casa. Ver los cielos y las sierras con vos, conocer tu casa. Pero no ves que no somos nada? Que me até a tu imagen, cuando vos ni reflejo tenés. Mi corazón tenía un agujerito, y se vació. Ahora está vacío, espero, de rencores y pedidos. Te amo, todavía, claro. Pero no puedo con esto. Te esperé demasiado, pero quizá un año es lo que demora una niña en hacerse mujer. Te deseé, te toqué, te amé, te besé, te lamí, te mordí, te grité, te susurré, pero no pudiste poseerme. Llegaste tan lejos, pero no quisiste arrojarte, cobarde. Quizá sea mejor así, quizá mañana vea otro sol. Hoy es negro y eclipsado, por flores quemándose en humos dulces. Esas flores blancas que me enseñaste a fumar, adornan hoy la tumba de lo que deseaba para vos. Quemé tus cartas, sí, las que nunca te dí, en una pira funeraria. Te derretiste en una foto mental, y luego decoré la tumba, con caramelos de dulce de leche. Te amo, no puedo olvidarlo. Pero hasta hoy llegué.
YO NO SOY TU SEGUNDA OPCIÓN

tell me how to disappear...

Go with the flow behind the sun, said him to me... Cómo hago para fluir dentro de mi infinito interior...? Just let it be...