sábado, 1 de noviembre de 2008

Gone with the wind

¿Por qué Hoja de Viento? Porque la existencia es infinitamente cambiante. Porque no somos lo mismo que éramos hace dos segundos, porque la existencia antecede a la esencia. Porque la esencia, ¿existe? Porque la vida es una y es infinita. Porque al vivir somos muchos y no somos nada. Porque el ser deviene en esencia, porque la esencia es sutil como el viento, porque somos hojas del viento, y, como Spinetta nos dice, "todas las hojas son del viento". Porque una novela, Una hoja en la tormenta, marcó un antes y un después. Porque una flor, un paisaje, un sonido, un curso de agua, una hoja, un ave y una canción...porque un silbido, un mirada, unas palabras, un abrazo...porque ese infinito y desmedido, incontenible, inconmensurable, imparable, deseo de escribir, se convierte en muerte y en renacer, como el fénix, eternamente, sin límites ni sentido, y hay que detenerlo, y porqué? No, evacuarlo, no, dirigirlo. Eso es, tranformarlo, como la existencia, como el Ser. Transformarlo. Esa insoportable levedad del ser. Esa angustiosa existencia del Ser. El Ser etéreo y a la vez terrenal. Venéreo. Sanguíneo. Se convierte en escritura, en letras, en palabras, en una danza, en música, en llanto, en salud, en regocijo, en Vida. Engendrar vida es tener un hijo, es cuidar una planta, es escribir un libro. Es escribir, y porqué contaminar con palabras de papel? Escribamos en el aire, en lo cuasi efímero, como la existencia, como las palabras, como el Teatro. Escribamos en el mundo virtual así reconocemos que la existencia es virtual. La existencia en el Teatro. Canto a la Vida. El Teatro y la Vida. El Ser y la Vida. El Teatro mágico. El teatro de la carne y del cuerpo. El teatro ahora, ya, el teatro de la presencia y de la existencia. El teatro es un canto a la vida. Hoja de Viento es un canto a la vida. Mi canto a mi vida. Mi vida es pública, es lo que comparto aquí con ustedes, en mayor o menor medida, es esto, es todo, es nada. Es esto y no lo es. Ustedes no lo sabrán. Ustedes saben esto. Y nada más. Y a mí me saben algunos y otros no. Pero todos saben mis palabras.

Entrada número 100 del blog www.elinfinitodevenirdelaexistencia.blogspot.com, Hoja de Viento, mi bitácora de viaje, mi espacio en esta realidad paralela. Esta realidad de la cual desconfío, ojo, pero que me ahorra de imprimir pasquines con lo que quiero compartir con el mundo. El pasquín sería caro y contamina. Estos son los beneficios de la web. Qué fea palabra.
Bienvenidos y gracias, más que nada a mí, por estas 100 entradas en un mes y tres días de "vida".

3 comentarios:

Dr. J dijo...

Felicitaciones por tus 100 post!!!!!

Saludos!!!!!!!

maga dijo...

felicitaciones!!


(?)

// Dadá. // dijo...

jaaa! Gracias?

Hoy no salí a navegar en barquitos de desvelo; sábado a la noche, voy a bailar el WaduWadu sola.

Saludos!