miércoles, 18 de enero de 2012

Notre Musique

¿Cuándo fue que pasó? Dejamos que el silencio llenara nuestra casa, que las persianas se rompieran de tanto llanto. ¿Porqué, mi niña? No llores, no rompas en llanto. No, no, no. Es que nuestra música es una dulzura difícil de digerir. Siempre quise verte entre mis dedos, en mi piel, divertido, y siempre desaproveché la oportunidad. Ahora no sé si extrañarte o dejarte ir; si te dejara ir sería fácil, por esta noche. Si te extrañara sería triste, por esta noche. ¿Hay algo más que esta noche? Te extraño, es verdad, te extraño. Pero mi silencio es fuerte, mis manos se han hecho de piedra de apretar pañuelos, y apretar gatillos, una y otra vez, noche tras noche. Debí haberlo evitado. ¿Debí? Ya es tarde. Ya estoy aquí, con el pañuelo manchado de sangre... Estoy buscando en el arcón de los recuerdos, quizá un pantalón y una camisa armen otro personaje, y pueda hablarte desde ahí. Quizá unas gafas y unos zapatos, altos de tacón. Quizá una estrella en la cara, en lugar de rostro, pero no, no, sería yo. No puedo evitar buscarte con la mirada y llorar. Porque extrañarte es más fuerte que cualquier decisión, pero yo soy más fuerte que cualquier sentimiento. Nuestra música para pastillas, y nuestras mariposas amarillas. Cariño, quiero tus manos, quiero besarte los ojos y abrazarte y pedirte, nuevamente, pese a todo, que te quedes conmigo, que no me digas que no. Aunque sé que hoy es un sueño... Quisiera no poder verte, para no desearte, dicen que "ojos que no ven...", pero es en vano, es totalmente en vano, voy a extrañarte por siglos, voy a extrañarte más allá del mar. Porque te extraño desde antes de conocerte. Hubo un día en que ambos mostramos las armas, eran fotos, pero lo supe, iban a ser las armas que irían a matarnos. Sabíamos de nuestros destinos, o sabíamos que no había destino. Sea como sea, "vamos a terminar matándonos". ¿Puedo pedirte un favor? No me tengas rencor. Quizá este no sea un adiós, pero soy tan trágica, tan dramática. Quisiera decirte chau y liberarte, pero ahora, ya, no puedo. Ahora quisiera decirte hola, hola: quiero ser tu amiga. Hola, cómo estás. Hola, te extraño. Hola, estoy sola. Hola, por favor volvé. Hola, te amo. Hola, por favor, dame una oportunidad. Pero no sé, no sé... Nunca sé.

No hay comentarios: