sábado, 6 de junio de 2009

notas para monólogo

Ah. Pero....yo creía...


Yo soy la mujer de Antoine.


Él me ama, así me lo ha dicho. Vuelve. ¡Él vuelve! Para mí. Me ha dicho

Me han dicho que no vendrá, que él está muerto.

xxxxx
xxxxx
xxxxx
xxx
x
xx
xxxxxxx
xxxxxx
x
xxxxxxxxx
xxxxx
xxxx
Ay ay ay, pero si es que ya no puedo enumerar más.

Me siento desvestir por manos de artista, siento que es él, que por fin esto tan esperado llega a producirse.


Ah ah ah ah (jadeo)
Yo sé….

No puedo con él. Es un hombre maduro. Es mayor que yo...¡no puedo enamorarme de él!
Estoy hecha un recuerdo en tu canto.

Ay ay, por favor, por favor, tocame. Dame un beso. Dale, por favor, no me dejes así, no no, por favor. No te desvanezcas vos tampoco.

Dame un beso, por favor, demostrame que algo, alguito, me amás.
Por favor, que me querés aunque sea.
Aunque sea una florcita, dame.
Dale, una solita, demostrame algo, dale, mi bonito, demostrame algo.
Estás ahí y no puedo verte, no, no, no llego.


Escucho La Boheme, sola, en casa, y pienso en vos.
Camino, sola, por la cañada, un lunes a la mañana, y pienso en vos.
Cuando me río, sola, en las veredas, pienso en vos.
Si estoy sola en una plaza, eso me hace pensar en vos.

Ah, mi cara en un llanto.
Ah, la sangre que corre en mi rostro.
Son lágrimas sangrientas de tanto llorar.
De tantas noches y días de soles nublados llorando por eso que no tuve.
La Boheme....y yo sin vos.
Esos temas que siempre escuchábamos.
Hoy sin vos.

Esos temas que nunca escuchamos.
Y yo hoy sin vos.

5 comentarios:

ana carolina dijo...

mmmm, me gustó el recorrido de espacios familiares de mi ciudad que me sugirió ese personaje mientras piensa en el sujeto que ama.


mmmm....


Anónimo.
Pero si no te gusta mi nombre, puedes llamarme, Ano.


jeje, disculpa el mal gusto. saludos cordoooobeza

// Dadá. // dijo...

Siempre córdoba me hace pensar en hombres que amo. Será porque no amo a más hombres que a cordobeses. No, eso no.
Será por eso que quiero irme de Córdoba ya, evadirme de esta ciudad prostituyente.
Será que hay alguien esperándome en otro lado, en otro país, quizá.
Será que el idioma de mi amor no es el del ferné.
Será por eso que no me gusta esa bebida, mis oídos no toleran cuartetos, ni regetones, y que Córdoba cada vez me produce más pérdida de la cordura y del amor propio.
Córdoba me hce mal.
Si me fuera dejaría atrás todos estos males: amores desechables. Corazones podridos cual puerco espín del niño Salvador Dalí.

¿Cómo está tu vida, niña bloguera?

Nanenko dijo...

Renove el stock!


Uptic

Enredada dijo...

no puedo creer que sos vos!!!!!!!!!!!!!
Sole!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!

Adolfo Payés dijo...

Un gusto haber encontrado tu blog.. me gusta


te visitare con mas frecuencia

besos

saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo

que tengas un bello inicio de semana