miércoles, 20 de julio de 2011

Escribo para que la muerte no tenga la última palabra.




Ser Venus inundada por un mar.
Ser la costa, ser Venus.

Ser Luz, ser un mar de luz.
Ser la costa de una galaxia de luces distantes.
Ser infinitamente distante.

Ser la razón de mi existencia,
ser la Existencia misma.
Ser la Luz misma.

La Luz, centro del Cosmos,
luz centro del Microcosmos.

No hay comentarios: