jueves, 9 de octubre de 2008

In a sentimental mood...


Oh, bello cantar que me llena de lágrimas el corazón!
Qué cursilería llena mi fatigado corazón las noches de imsomnio de apesadumbre!
Escucho volleyball. No lloro, es un mérito.
Es una victoria. O tal vez porque ya estoy seca y quiero terminar con este bendito parcial de una buena vez.
La vida tiene sorpresas. Se cruzan los caminos. Se cruzan las aventuras. Una/o no siempre es dueño de su propio destino.
¿Seremos felices juntos algún día, amor?
El amor es eso, de todos los días. Vos, amor, ya no podés ser más Vos, Tú.
Podés ser mil tús. Pero va a haber uno.
La vida es un laberinto de turrón.
Cosa. Tu vida es la vida del mundo. El destino no está trazado pero lo trazamos nosotros mismos.

Correr, volar. Ser, no-ser, existir.
Ser en la vida es transcurrir? Permanecer? Dejar una marca?

En dónde quedan las marcas?
Son las personas señales inequívocas de que estamos vivos?
Eres tú acaso, el destino?

1 comentario:

maga dijo...

volleyball! mi banda preferida